Blog gratis
Reportar
Editar
¡Crea tu blog!
Compartir
¡Sorpréndeme!
Enseñar a aprender...
Blog de martadarold
img

AUTONOMÍA

31 de Octubre, 2011  ·  General
           LES DEMOS UN LUGARCITO TAMBIÉN A LOS PAPIS

                             

ADQUIRIR AUTONOMÍA TAMBIÉN ES SABER ACEPTAR LAS REGLAS 

                                                                                Entrevista de Anne Declèves
Los niños necesitan conquistar su autonomía para construirse bien… pero progresivamente, a su  ritmo.
. La psicoanalista Etty Buzyn nos advierte contra la tendencia de nuestra sociedad a empujar a 
crecer a los niños demasiado pronto, demasiado rápido. Y ayuda a los padres a encontrar el 
compromiso adecuado para que el niño logre el objetivo de alcanzar su autonomía.

¿El niño tiende naturalmente a la autonomía?

El niño está programado genéticamente para convertirse en un individuo completo y autosuficiente. 
Durante el primer año de vida, el bebé es totalmente dependiente. Cuando empieza a andar, 
manifiesta por primera vez su deseo de independencia. Desplazarse le permite no sólo descubrir su 
entorno, sino también tomar distancia respecto de las personas que se ocupan de él. Los tres años 
marcan otro punto de inflexión. El niño tiene ya plena conciencia de sus posibilidades y quiere  probarlo todo.


¿Adquirir autonomía es fácil para todos los niños?

No. A algunos les cuesta más, les produce angustia. Por eso es necesario darles mucho amor y 
atención para tranquilizarlos. El niño que siente que está recibiendo lo suficiente de sus padres 
asumirá más fácilmente las separaciones, que son la base de las autonomía. Después, los padres 
deben acompañar a su hijo en su búsqueda de independencia. Lo más descorazonador para un niño 
es la indiferencia. Necesita que sus esfuerzos sean valorados, la mirada de sus padres. Para darle 
confianza y animarlo no hay que hacer las cosas por él, sino estar a su lado mientras las hace él 
solo. Así estará mejor preparado para afrontar el colegio, donde va a tener que existir por sí mismo 
en medio de un grupo, desarrollar sus propias capacidades y defenderse si es preciso. En definitiva, 
los padres deben establecer límites: lo que está permitido, lo que es negociable y lo que está 
prohibido. Porque adquirir autonomía también es saber aceptar las reglas.
¿A qué edad debería estar preparado un niño para llevar  a cabo sin ayuda ciertas 
actividades cotidianas como lavarse, vestirse u ordenar su habitación?
¿Realmente es un problema que un niño no consiga vestirse solo hasta los 6 años, en lugar de 
hacerlo ya a los 4? Los padres pueden sugerirle que lo intente, decirle que sería estupendo que lo 
lograra, pero cada niño tiene un ritmo diferente que conviene respetar.

Usted opina que los niños, cada vez más, se ven empujados a una autonomía demasiado precoz.....

Es un fenómeno que observo desde hace algunos años. La presión del mundo profesional, la 
separación de las parejas, hacen que los padres estén a veces poco presentes. Hoy se pide demasiado 
a menudo a los niños que se ocupen de sí mismos, que maduren lo antes posible, que sean 
“operativos”. Y no por su propio interés, sino para compensar una falta de disponibilidad de los 
adultos a su alrededor. Un niño que pasa ocho horas al día en el colegio, donde las reglas son 
estrictas, tiene además, en casa, que comer como es debido, jugar sin hacer ruido, recoger su 
habitación sin discutir y acostarse dócilmente. Yo recibo en consulta a niños que están saturados, 
porque se exige demasiado de ellos. Y lo manifiestan a través de problemas de alimentación, de 
sueño, regresiones… El niño es una persona, no una persona mayor. Necesita su tiempo para pasar 
de una etapa a otra.
A la inversa, en una sociedad muy preocupada por la seguridad, algunos padres son 
muy protectores…
Demasiada protección puede impedir al niño probar su iniciativa, liberarse. Lo pasa mal y le cuesta 
enfrentarse a las cosas. Llora cuando tiene que ir al colegio y es incapaz de defenderse. Hay que 
decir que, a menudo, son las madres las que frenan, por miedo, el deseo de independencia de sus 
hijos. Los padres pueden desempeñar en ese caso un papel importante, para deshacer la “fusión” 
entre madre e hijo. En interés del niño, hay que encontrar la distancia adecuada: saber estar presente 
dejando un espacio de libertad donde pueda vivir sus propias experiencias.
Palabras claves
publicado por martadarold a las 21:40 · Sin comentarios  ·  Recomendar
 
Más sobre este tema ·  Participar
Comentarios (0) ·  Enviar comentario
Enviar comentario

Nombre:

E-Mail (no será publicado):

Sitio Web (opcional):

Recordar mis datos.
Escriba el código que visualiza en la imagen Escriba el código [Regenerar]:
Formato de texto permitido: <b>Negrita</b>, <i>Cursiva</i>, <u>Subrayado</u>,
<li>· Lista</li>
Sobre mí
FOTO

Marta Darold



» Ver perfil

img  Calendario
Ver mes anterior Octubre 2019 Ver mes siguiente
DOLUMAMIJUVISA
12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031
img  Buscador
Blog   Web
img  Tópicos
» General (179)
img  Nube de tags  [?]
img  Secciones
» Inicio
img  Enlaces
FULLServices Network | Blog gratis | Privacidad